EL NACIMIENTO DE UN REDACTOR CREATIVO

EL NACIMIENTO DE UN REDACTOR CREATIVO

¡Hola a todos!

Espero que hayan amanecido con buen animo hoy, y si no, no importa, durante el día vendrán cosas mejores.

Este es mi primer articulo en LinkedIn y estoy emocionada.

Bueno, entremos de lleno al tema.

A Propósito del tema de «Chimuelo» y toda la revolución que suscito la canción del niño. Por si no se habían dado cuenta, el pequeño es un potencial creativo, pero de esos que nacen con el gen de la súper creatividad, así que ¡ojo! con él porque puede ser de mucha ayuda para ustedes «empresas» de la comunicación.

Recuerdo que mi primera aventura en la redacción creativa comenzó en segundo año básico. Iba de camino a la escuela y recordé estrepitosamente que tenía que entregar una tarea y se me había olvidado. Sentí terror porque jamás me habían calificado con una nota roja. Era hiperactiva, pero jamás mala alumna.

La tarea consistía en crear una poesía que contará sobre nuestra vida.

Aún recuerdo mirar mis zapatos porque me sentí agobiada, luego observar el cielo, que ese día estaba de un celeste increíble y con nubes. Me pregunté en ese instante ¿Que hago?, pero luego recordé que tenía pasta para crear y le dí paso a toda mi creatividad. Saqué un cuaderno de la mochila y mientras caminaba, escribía en base a estás dos imágenes. Los zapatos y el cielo.

Y La poesía decía así:

«Mis zapatitos van caminando,

mis zapatitos van cantando.

Como un niño muy alegre,

mis zapatitos van caminando.

Mirando al cielo azul todos los días,

mis zapatitos van caminando.

Mis zapatitos son muy alegres,

mis zapatitos van cantando».

Y con esta gran obra, me convertí en el único 7′ de la clase, me hicieron recitar la poesía y también hacer un dibujo de lo que representaba…Ahí comenzó todo y ¡me salvé!.

A través de los años, fui probando mi capacidad creativa, pero siempre incentivada por mi padre, quien y debo contarlo, me regalaba libros, vestidos rojos, zapatos de charol y pistas de carrera hasta creo que los 9 años. Sus amigos siempre lo molestaban porque él me regalaba libros y no «barbies». Pero ya de grande comprendí porque lo hacía.

Él y mi madre me estimulaban a buscar mis propias soluciones, y cuando no podía reflexionar más, les preguntaba sobre alguna tarea que no entendía.

Llegué a la enseñanza media con la presentación de discursos y buenos cuentos. Pero una vez un amigo enamorado me dijo: ¿Claudia? ¿me podrías ayudar a crear una carta de amor para…? Es que tú eres buena en eso, ¿por favor?.

Viendo la aflicción de mi querido Romeo, accedí y me senté a escribir solo preguntándole algunos detalles sobre la halagada. El hombre quedó feliz con su carta, incluso solo la revisó una vez, y bueno desde eso se hicieron novios.

Al pasar los años, uno va uniendo las piezas de las aventuras que vive y así te vas dando cuenta conscientemente, que es esa inconsciencia de las andanzas y experiencias, te va preparando para el futuro profesional.

En la universidad, esta capacidad creativa se acrecentó, creando a diestra y siniestra. Incluso salí la mejor debatiente de la Universidad en primer año y gané un concurso de cuentos de la biblioteca, donde había un jurado implacable. Bibliotecarios con años de lectura, súper militares para los puntos y las comas (aunque siempre debo revisar, porque se me olvidan algunas reglas).

Con toda esta historia, les quería contar como se hace un Redactor Creativo.

Puede que quieras aprender a escribir y lo lograrás, tenlo por seguro, pero hay un gen creativo con el que no nacen todos y pocos lo desarrollan a la edad donde las ideas y la creatividad esta a flor de piel, sin miedos.

Por eso padres, estimulen a sus hijos para decir lo que piensan y sienten, siempre con respeto ¡claro! y guíalos para soñar con lunas que sonríen y cajas que se convierten en naves espaciales.

Tengan tiempo de calidad con ellos, regalen libros, salgan a caminar de la mano y cuéntenles sus historias, porque si ustedes hacen esto, tendrán la seguridad que una parte importante, del conjunto que hace a una persona interesante y capaz, estará encaminada.

Tener ideas las puede tener cualquiera, pero ocupar las palabras correctas para enamorar los corazones, solo lo tienen los artistas de las letras, los Redactores Creativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *