RAPA NUI: LA ENERGÍA DEL OMBLIGO DEL MUNDO

RAPA NUI: LA ENERGÍA DEL OMBLIGO DEL MUNDO

Cuando hablamos de conocer un lugar paradisíaco, vienen a nuestra mente algunos nombres, sin duda “Rapa Nui” o Isla de Pascua, siempre forma parte de ellos. La maravillosa isla que se encuentra en medio del Pacifico, busca modernizar sus instalaciones con la finalidad de hacer de la isla un lugar cada día más sustentable.

Maná es el nombre que los Rapa Nui usan para describir la mágica energía que existe en esta misteriosa y encantadora isla. Energía cósmica que se siente apenas uno aterriza en una pista rodeada de palmeras y que termina con un océano Pacífico de aguas color turquesa. Basta con sentir el viento cálido y húmedo para darse cuenta que este lugar esconde muchos más enigmas que el origen de sus famosos Moais, estatuas gigantes talladas en piedra que pueblan el territorio y le confieren su imagen más emblemática a la isla. Lo que la gente no sabe de estas míticas estatuas, es que se construían en honor a sus ancestros, en el interior de los famosos Ahú reside esta poderosa fuente de energía llamada Maná.


Es un misterio científico el hecho de que Isla de Pascua sea uno de los puntos con mayor cantidad de concentración magnética del mundo. No por nada, la isla recibe el nombre de Te Pito O Te Henua (“ombligo del mundo”) nombre entregado por sus primeros habitantes: Los Polinésicos, incluso hay un lugar en la isla que recibe nombre de Te Pito Kura (“ombligo de luz”) donde los autos se movilizan sin estar encendidos y las brújulas se comportan de manera extraña.
Sin embargo, no es solo este tipo de energía cósmica la que hace de este lugar uno mágico, sino también sus flores silvestres, sus cerros verdes, su fauna salvaje y su cultura milenaria. Como los imperdibles de la isla, no podemos dejar de visitar: 1) Rano Raraku, más conocida como la cantera donde se construían los moais, 2) Volcán Rano Kau, uno de los lugares con mayor energía concentrada en la isla, 3) Orongo: la aldea ceremonial de los ancestros de Rapa Nui, 4) Anakena: Playa de arenas blancas y mar turquesa, donde arribaron por primera vez los polinésicos a la isla, 5) Ver el amanecer en el Ahú Tongariki: Uno de los Ahú más importantes de la isla, con 15 moais en su plataforma. 6) Ver el atardecer en Ahú Tahai, un espectáculo de luz y color, 7) Las cavernas: resaltando la cueva de “Las dos ventanas” y la caverna “de los plátanos.”
Por todas estas bellezas naturales, y dado el incremento de turistas que visitan la isla año a año, es que sus habitantes tienen mucha conciencia de la importancia de desarrollar un sistema sustentable que les permita optimizar sus recursos naturales y reciclar su propia basura.

Alojamiento Sustentable
2.000 kilómetros separan a la isla del lugar habitado más cercano y 3600 del continente Sudamericano. Estas cifran hacen de este un lugar remoto, y por esta misma razón el manejo de la sustentabilidad se ha hecho cada día más importante. Easter Island Eco Lodge, es uno de los complejos hoteleros que se ha preocupado de modernizar sus instalaciones, comprometiéndose con el cuidado de la isla y su sistema ecológico. Este proyecto busca optimizar los recursos naturales, con una filosofía que pretende lograr un desarrollo sustentable a través del uso responsable del ecosistema.
En este contexto el complejo hotelero, el más antiguo de la zona y con más de 50 años de experiencia, se ha destacado por modernizar sus instalaciones y agregar paneles solares que proporcionan agua caliente a cada una de las 30 habitaciones que hoy poseen.


Manuel Farías Gerente de operaciones de Easter Island Eco Lodge, nos cuenta que fué José Pacomio, fundador del hotel, quién tuvo una visión hace más de 30 años: ofrecerles a los militares que viajaban desde Tahiti, una buena cama para descansar y un nutriente desayuno para comenzar el día. De esta forma puso en marcha su sueño comprando una casona con solo 6 piezas, y que hoy después de tres generaciones, esa casona se ha transformado en el único hotel sustentable de la isla. “Hoy con la nueva generación, no solo se han modernizado sus instalaciones, sino también se han introducido energías sustentables y un sistema ecológico respondiendo a las normas internacionales de hotelería sustentable, por esto razón Hotel Rapa Nui, pasó a llamarse “Easter Island Eco Lodge” nos cuenta Manuel.
El lodge posee un sistema energético con un 90% de luces LED, y paneles solares que ayudan a calentar el agua, reutilizando esta misma para regar los alrededores del Lodge, donde se preocupan de cultivar frutas y verduras que utilizan en el desayuno. Además de mantener una cultura de reciclaje en plásticos, vidrios y papeles, ofreciéndole a sus huéspedes la posibilidad de vivir una experiencia ecológica en armonía con el entorno. De esta manera el lodge fue rediseñado buscando un perfecto equilibrio de preservación y apreciación de la belleza natural y cultural que la mística Isla de Pascua ofrece a sus visitantes. Cabe destacar que sus políticas ecológicas están internacionalmente certificadas bajo los sellos Biosphere, por lo que TripAdvisor los nombró el único hotel nativo sustentable de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *